Inicio

Especialidades

Anatomia Patológica 

Anestesiologia 

Cardiologia 

Cirugia Cabeza y Cuello

Cirugia General

Cirugia Pediatrica

Cirugia Plástica

Cirugia de Torax

Cuidados Intensivos

Dermatologia

Emergencias

Endocrinologia

Epidemiologia

Farmacia

Garantia y Calidad

Gastroenterologia

Geriatria

Ginecoobstetricia

Hematologia

Hemodialisis

Infectologia

Inmunologia y alergias

Lab. Madre Niño

Medicina Física

Medicina Interna

Medicina Transfuncional

Nefrologia

Neonatologia

Neumología

Neurocirugía

Neurología

Oftalmología

Oncología

Oncología Ginecológica

Oncología Pediátrica

Oncología Quirúrgica

Ortopedía

Otorrinolaringología

Patología Clínica

Pediatría

Pediatría Neonatología

Psiquiatría

Radiodiagnóstico

Radioterapía

Rehabilitación

Reumatología

Salud Mental

Sonografía

Tomografía

Traumatología

UCI

Urología

 

Registro de Usuarios

Instituciones

Estudiantes Visitantes

 

Quién está en línea

Actualmente hay 0 usuarios y 4 invitados en línea.
  • warning: Illegal string offset 'module' in /media/oa000554/public_html/portal/modules/share/widgets/share_widget/share_widget.page.inc on line 40.
  • warning: Illegal string offset 'module' in /media/oa000554/public_html/portal/modules/share/widgets/share_widget/share_widget.page.inc on line 40.

Actividades y Eventos

Share

Hospital Seguro, Estrategia Mundial y Compromiso de Todos

A 40 de años de la catástrofe de Yungay, y habiendo sobrevivido a varios desastres naturales y algunos antrópicos en el Perú, nos preguntamos cuál es nuestra actitud frente a los riesgos constantes, amenazas y vulnerabilidad de nuestra vida diaria en casa, el trabajo y lugares que frecuentamos? Más aún siendo Personal de Salud, qué preparación tenemos y cuánta seguridad nos brinda nuestro centro de trabajo para seguir desempeñando a cabalidad nuestra labor aún en situaciones de emergencia o desastre?    Para quienes enfrentamos la vida y la muerte a diario en la copada Emergencia del más grande hospital de Sudamérica es un reto muy difícil de afrontar, aún conociendo la teoría y desenlace esperado de los eventos adversos y la alta disfunción que conllevan. La responsabilidad de prepararnos, conocer nuestros principales riesgos locales, practicar los ejercicios de simulación y simulacros de evacuación, equiparnos suficiente y adecuadamente , y contar con un plan de contingencia externa es una misión obligada no sólo del personal operativo sino también de las altos decisores, en quienes también recae la responsabilidad moral, social y legal de las acciones que se tomen antes , durante y después de un evento adverso. Si bien nuestro querido hospital Rebagliati fue construido con tecnología de punta en su época, y será - Dios mediante- uno de los hospitales que permanezca en pie en Lima y soporte la gran afluencia de victimas y afectados en un desastre, es necesario reconocer nuestra vulnerabilidad funcional, de organización , no estructural y probablemente de estructuras por múltiples modificaciones realizadas.   Aún estamos a tiempo de tomar una  actitud más proactiva y responsable al respecto. Organicemos nuestros procesos y nuestro actuar diario como equipo de salud desde la puerta hasta la más complicada intervención, - no somos feudos aislados de tratamiento de pacientes-.  La gran mayoría de pacientes del Rebagliati requieren manejo complejo, integrado pero oportuno, más ayuda al diagnóstico, medicamentos  y terapias especiales desde el manejo inicial. Como decían nuestros queridos maestros:  tiempo es músculo, cerebro, riñón…. las unidades funcionales de manejo conjunto son una gran posibilidad para un hospital tan demandado por los usuarios. Seamos eficientes y oportunos. Deleguemos los casos más sencillos a hospitales con posibilidad de resolverlos.
Por otro lado la institución debe  invertir en SEGURIDAD,  es la prioridad. De nada sirve tener el mejor equipo si no contamos con la seguridad de su instalación en la infraestructura, mantenimiento, y control de resultados. Verifiquemos nuestras estructuras, no cedamos más áreas libres de expansión -para la contingencia-  a otras edificaciones que deberían estar fuera de ellas, descentralicemos las atenciones-hospitalizaciones que no correspondan al nivel IV.  Probablemente la inversión en seguridad no sea tangible ahora ni aplaudida por los políticos sino hasta que ocurra el próximo desastre y evitemos nuestras propias perdidas de vidas y danos materiales.
El sinceramiento de nuestras capacidades y el afrontar los retos de mejoras es obligación de todos. Luego podremos hablar de contingencias y desastres.

 




 

INSTITUCIONES IMPORTANTES

HISTORIA DE LA MEDICINA PERUANA